«Las unidades familiares cambian con el tiempo, pero la permanencia de la arquitectura deja la funcionalidad a veces obsoleta»

Esta casa fue un refugio familiar en los años 80, una época que dejó su huella estética posmoderna. Hoy en día, los miembros de la familia que alguna vez vivieron en ella se han independizado y han creado sus propias unidades familiares, dejando atrás una vivienda con problemas debido a su distribución arcaica.

Abordamos la reforma de esta vivienda desde un punto de vista en el que predomina la funcionalidad y la atemporalidad de su estética, pero siempre respetando su volumen e historia, devolviéndola a la vida y adaptándola a los cambios sociales y tecnológicos experimentados en los últimos 30 años. Después de todo, es la «historia que se encuentra entre líneas» lo que da vida a un hogar.

Antes
Después

Ubicación: Urbanización Las Farolas, Mijas
Responsable de proyecto: Julia Herrera, Carolina Rivera & Alberto Aranega
Equipo de proyecto: Álvaro Arribas